El estrés crónico, cómo corregirlo con la Micronutrición. Parte 1

crowd-in-new-york-1465262

A continuación presentamos el primero de dos artículos preparados por nuestro departamento técnico. En ellos se abordarán las características, diagnóstico y abordaje terapéutico de esta dolencia cada vez más presente en el mundo occidental.

El estrés es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.
Los humanos necesitan el estrés en un cierto nivel: si carecieran completamente de él, significaría que no se enfrentan a retos que deben superar para ser felices. Debemos mantenerlo a raya, sin que desaparezca del todo. Los expertos consideran que lo correcto es vivir con un poco de esa tensión, porque aumenta la memoria y ayuda a sobrevivir. Pero no más del nivel preciso para alcanzar el objetivo deseado.
El problema está en cuando la sensación de estrés permanece por varios meses y aparecen consecuencias de forma crónica como son la ansiedad frecuente o el aumento del consumo de tabaco o alcohol. Otras de sus características son:

  • Emociones: Ansiedad, miedo, irritabilidad, confusion.
  • Pen:samientos Dificultad para concentrarse, pensamientos repetitivos, excesiva autocrítica, olvidos, preocupación por el futuro.
  • Conductas: Dificultadas en el habla, risa nerviosa, trato brusco en las relaciones sociales, llanto, apretar las mandíbulas, aumento del consumo de tabaco, alcohol.
  • Cambios físicos: Músculos contraídos, dolor de cabeza, problemas de espalda o cuello, malestar estomacal, fatiga, infecciones, palpitaciones y respiración agitada.

El estrés crónico, sin duda, no nos deja sentir esa paz interior tan necesaria para la salud psicoemocional e incluso física.
catalogo-ergystressLa mayoría de personas tiende a pensar que el estrés lo provoca el exceso de trabajo y la falta de tiempo. Ahora bien, la estadística nos muestra que las primeras víctimas de ese desasosiego son personas que suelen tener todo el tiempo del mundo. Es por ello que no debemos pensar que no estamos en el grupo de los afectados si tenemos una vida, en principio, “tranquila” y sin obligaciones laborales.
Cuando estamos bajo estrés crónico nuestras glándulas suprarrenales pueden agotarse, pues están con una sobredemanda de síntesis de la hormona del estrés por excelencia: el cortisol. Otros factores que debemos tener en cuenta y que pueden agotar nuestras glándulas suprarrenales son:

  • Practicar ejercicio físico de forma intensa y/o excesiva,
  • Sufrir varias intolerancias alimentarias y no corregirlas con el tiempo,
  • Padecer alguna condición autoinmune,
  • Tener disfunciones en el microbioma o la presencia de metales pesados, toxinas y tóxicos.

Próximamente:
–Cómo valorar si estamos viviendo bajo estrés crónico.
–Cómo mejorar nuestra calidad de vida frente al estrés crónico.

 

¿Qué necesitas?y además...

mujer
Deporte

Magnífico magnesio

  Un porcentaje importante de la población sufre carencias en magnesio   Hoy en día, más de un 35 % de la población española tiene

vitaminas grupo B
Energía y Vitalidad

La importancia de las vitaminas del grupo B

Qué son  las vitaminas y la importancia de las vitaminas del grupo B Vitaminas esenciales, solubles e insolubles… aprende a distinguirlas. Vita, la vida El

Productos relacionadosa esta publicación

Carrito de compra
error: Este contenido es propiedad de Laboratorio Nutergia y está protegido.