Envejecimiento, un proceso biológico no una enfermedad

El envejecimiento es un proceso biológico normal que, en sí mismo, no es una enfermedad. Sin embargo, después de los 30 a 35 años de edad, se inicia el envejecimiento celular fisiológico y se caracteriza por una disminución de la capacidad para responder al estrés, aumentando el desequilibrio homeostático y un mayor riesgo de padecer enfermedades crónico-degenerativas.
Los principales criterios de valoración clínicos y sistemas biológicos que cambian durante el envejecimiento son los cambios mitocondriales / toxicidad, los cambios en la longitud de los telómeros (afectados por cambios en las respuestas mediadas por sirtuinas), la acumulación de proteínas glucosiladas y las variantes genéticas tipo TOR1 y TOR2.
Mejorando nuestro estilo de vida, especialmente nuestros hábitos alimentarios y la micronutrición, así como realizando ejercicio físico de forma regular y controlada junto a un bienestar psicoemocional, podemos prolongar nuestra salud, dentro de nuestro potencial genético, a pesar del paso de los años.

Cómo apoyarnos con la Nutrición Celular Activa

    • Estudios sugieren que consumir RESVERATROL (que lo encontramos en fuentes naturales como las uvas o vino tinto, así como en suplementos de calidad como ERGY ANTIOX FORTE y ERGY C), induce la actividad de las sirtuinas, facilitando la estabilidad y reparación del ADN celular. Por ejemplo estudios en ratas demuestran que aumenta su esperanza de vida en un 20%.

ERGY_D_ETUIFLACON_10cm_RVB_HD_05-13

    • Niveles séricos elevados de vitamina D y de ácidos grasos omega-3 se han relacionado con el mantenimiento de longitud de los telómeres. Los telómeros se pueden dividir hasta 20 veces antes que la célula muera y se ha observado que, cuanto más largo es el telómero mayor es la vida celular. Incorporar pescados como el salmón, las sardinas y anchoas, al menos 2 veces por semana, que son los que han demostrado tener bajos niveles de metales pesados como el mercurio. Suplementos como el ERGYD y ERGY3 son buenas opciones para favorecer la longitud de nuestros telómeros.

 

    • Nuestro ADN celular se daña de forma continua y debemos ayudar a que nuestro sistema de reparación natural funcione de forma correcta. Es por ello importante el aporte de nutrientes neuroprotectores como los fosfolípidos que están por ejemplo en la yema del huevo. Interesante especialmente es la fosfatidilserina que se incluye en ERGYFOSFORYL, que, en conjunto con otros nutrientes neuroprotectores, nos ayudan a mantener intacta la mielina que cubre las neuronas y permitir así una correcta transmisión sináptica.

 

  • Las mitocondrias son orgánulos celulares responsables de generar la energía necesaria para realizar las diferentes funciones celulares, siendo fundamental prevenir su degeneración y daño por factores externos. Si la cuidamos con componentes naturales activos como la curcumina presente en ERGYCARE, que además contiene sulforofanos derivados del brócoli, así como vitaminas y cofactores presentes en BICEBE, podremos ayudar a que todas las células del cuerpo funcionen adecuadamente, potenciando nuestra salud y vitalidad general.

© Documento redactado por el departamento técnico de Nutergia

¿Qué necesitas?y además...

vitaminas grupo B
Energía y Vitalidad

La importancia de las vitaminas del grupo B

Qué son  las vitaminas y la importancia de las vitaminas del grupo B Vitaminas esenciales, solubles e insolubles… aprende a distinguirlas. Vita, la vida El

Probioticos zona intima
Bienestar Urinario Femenino

Disbiosis: desequilibrio de la flora vaginal

Disbiosis: desequilibrio de la flora vaginal El picor, la irritación, la sequedad y las molestias son signos de un cambio en la población de microorganismos

Productos relacionadosa esta publicación

Carrito de compra
error: Este contenido es propiedad de Laboratorio Nutergia y está protegido.